Cita

Grandes obras

Las grandes obras se hacen a partir de una serie de pequeñas cosas puestas juntas

Vicent Van Gogh

Anuncios

11 Trucos para simplificar tu vida en la gran ciudad

    Cuando oímos hablar de minimalismo y de vida minimalista, a menudo nos imaginamos en un entorno idílico en el campo, sentadas leyendo un libro junto a nuestra bicicleta y dedicando nuestra vida a la escritura. ¡Esto sería maravilloso!, ¿pero qué pasa si nuestro entorno es una gran ciudad?

    También podemos aplicar las ideas del minimalismo para hacernos la vida más fácil y más feliz entre el ruido, los coches y la gente corriendo de un lado para otro.

    Incluso, creo personalmente, que la ciudad nos da más oportunidades para poder simplificar, aunque en contrapartida nos presiona más para que consumamos y hagamos muchas cosas y asistamos al mayor número de eventos posibles.

Trucos para simplificar tu vida en la ciudad

  1. Trabaja cerca de casa o vive cerca del trabajo.
    Aunque los precios de las viviendas en las afueras son casi siempre más baratos tienes que tener en cuenta lo que te gastas en transporte y el tiempo que inviertes en llegar al trabajo.
  2. Cambia el coche por una bicicleta o el transporte publico.
    Si cambias el coche por la bicicleta ahorras dinero, contaminas menos y haces ejercicio. Si no te atreves (como es mi caso) siempre puedes moverte en transporte público que sigue siendo más barato y menos contaminante que el coche.
  3. Ignora el bombardeo de publicidad.
    Está en todos los lados, simplemente no hagas caso.
  4. Elige tus actividades y no te apuntes a todo.
    En la ciudad tienes acceso a casi todo, gimnasio, grupos de lectura, teatro, museos, charlas… Selecciona qué es lo que realmente quieres hacer y no llenes tu agenda con eventos que te quitan tiempo de lo que es importante para ti.
  5. Dedica tiempo al silencio y la naturaleza en un parque.
    Escapa del ruido y relájate en un parque.
  6. Ten menos cosas.
    Reduce tus pertenencias.
  7. Vive en una casa más pequeña.
    Una casa más pequeña te costará menos dinero y tardarás menos tiempo en limpiarla.
  8. Dedica unos minutos al día a meditar.
    Tu mente está todo el día recibiendo información, dedica unos minutos al día a silenciarla.
  9. No hagas del “shopping” una actividad
    Ir de compras no es una buena actividad recreativa, acabarás comprando lo que no necesitas.
  10. Da una segunda oportunidad a tus cosas
    Intercambia con amigos la ropa, los libros o las películas que ya no usas, o véndelas o dónalas a tiendas de segunda mano.
  11. Come sano y cocina tu comida.
    Escapa de la comida basura y de la comida precocinada, tu bolsillo y tu salud te lo agradecerán.

Minimalismo

Hace ya algunos años que llegó a mi por casualidad el libro “El Arte de ser minimalista” de Everett Bogue, en el que cuenta cómo pasó de llevar una vida convencional a una vida mucho más sencilla y plena.

Desde ese mismo momento comencé a andar el camino del minimalismo, en diferentes etapas y a diferentes velocidades. Porque pasar de ser consumista a ser minimalista no es un camino fácil. Es un camino contracorriente donde tienes que luchar constantemente contra todo lo que has aprendido desde pequeño y contra todo lo que te rodea.

Pero cada pequeño logro te indica que estás en el camino correcto.

El minimalismo es la filosofía de vida en la que dedicamos todos los recursos a lo realmente importante y eliminamos el resto.

En estos años he aprendido y sigo aprendiendo muchas cosas, y en este blog quiero compartirlas contigo para que tú también puedas centrar tu vida en lo realmente importante para ti.